sábado, 27 de octubre de 2018

Más de 50 plataformas de todo el Estado firman una Declaración contra la Incineración


“La incineración es una estafa”
Más de 50 plataformas de todo el Estado firman una Declaración contra la Incineración
—La Declaración de Ponferrada vertebra la unidad de acción del movimiento anti incineración y por el Residuo Cero
—“Estaremos vigilantes ante la nueva Ley de cambio climático”
—Se presenta hoy viernes 26 en Madrid, en el Teatro del Barrio

Madrid, 26, X.- “La incineración es una estafa, contribuye al calentamiento global y al cambio climático y es una grave amenaza para la salud pública”, afirman miles de ciudadanos, médicas, técnicos, profesoras o ecologistas de todo el Estado, representados por más de cincuenta plataformas firmantes del manifiesto que articula la unidad de acción del movimiento estatal anti incineración. Se trata de la «Declaración de Ponferrada contra la Incineración y por el Residuo Cero», que será presentada hoy en el Teatro del Barrio de Madrid.

“Exigimos a las Administraciones —afirma la Declaración de Ponferrada— que no concedan más permisos de incineración o coincineración y que desarrollen alternativas para los residuos basadas en la Reducción, Reutilización, Reciclaje y la prohibición de lo No Reciclable, de modo que no conviertan a las cementeras ni a las centrales térmicas en incineradoras de residuos encubiertas”.
“La (co)incineración de residuos produce compuestos químicos tóxicos: furanos, Compuestos Orgánicos Persistentes, metales pesados, ftalatos (plastificadores), dioxinas, gases de efecto invernadero y gases ácidos que una vez liberados en la atmósfera pasando a las plantas, animales y personas, produciendo cánceres, disrupciones hormonales, problemas respiratorios y otras enfermedades”.
La Declaración de Ponferrada rechaza eufemismos como “valorizar”, o que la energía generada por (co)incineración pueda considerarse neutra y mucho menos limpia: “Se trata de electricidad negra que se disfraza de verde o de energía renovable. Este blanqueamiento o greenwashing es inaceptable por lo que nos oponemos rotundamente a que la futura Ley de cambio climático blanquee la biomasa para uso energético y exigimos que se excluya la biomasa de la estrategia de transición energética. Estaremos vigilantes ante la redacción de la anunciada Ley de cambio climático para demandar al Reino de España ante la Unión Europea en el caso de que se incluyan prácticas como la incineración de biomasa que, con la excusa del cambio climático, conlleven riesgos para la salud”.

Incinerar es la peor solución: hay alternativas
“La incineración de residuos —continúa el manifiesto—, además de peligrosa, está obsoleta. Contamos con medios técnicos, económicos y sociales eficientes y suficientes para apostar por alternativas sostenibles de gestión de residuos y de producción de energía. Las estrategias Residuo Cero demuestran que se pueden gestionar los recursos naturales de otro modo (Reducir, Reciclar, Reutilizar, Rediseñar). La prevención de residuos, la prohibición de productos de un solo uso —como la plaga de las bolsas de plástico—, el consumo responsable, la reutilización y el reciclaje son excelentes aliados en la lucha contra el cambio climático y en el ahorro de energía”.
“Apostamos por desmaterializar la economía, favoreciendo la transición hacia una economía decrecentista donde consumir menos signifique vivir mejor. Los avances tecnológicos demuestran que es más barato y sostenible un modelo energético basado en la prevención y en la generación de energía limpia”.

La incineración es una estafa
Para los firmantes de la declaración, la incineración es una estafa de la que se lucran las industrias cementeras, térmicas y demás incineradoras que reciben cuantiosas subvenciones por los derechos de emisión de CO2: “Con el pretexto de paliar el cambio climático, en realidad las Administraciones están pagando por deshacerse como sea de sus toneladas de basura, que no saben cómo gestionar”.
“La incineración de residuos supone además un peligro cierto para la agricultura, en especial para la agricultura ecológica, pues las plantas incineradoras expulsan al aire numerosos componentes peligrosos, que van a parar a la tierra y al agua, acumulándose, con resultados catastróficos: una agricultura de baja calidad significa menos generación de recursos y de trabajo”.
“Sabemos de qué modo actúan las empresas especuladoras —con despidos masivos cuando conviene a su beneficio, como han hecho tantas veces, sin importarles personas o familias—. Presentan como estable un trabajo precario, a capricho de intereses y decisiones deslocalizadas, como recientemente en León la multinacional danesa Vestas (400 despidos sin titubear para ahorrar 30 millones anuales, tras haber recibido más de 15 millones de € de ayudas públicas). A medio y largo plazo, el trabajo más intensivo, ético y duradero es el que se relaciona con una buena salud ecológica y ambiental”.
La Declaración interpela con importantes demandas al Ministerio para la Transición Ecológica y a las demás Administraciones, como la exigencia de etiquetar los sacos de cemento detallando con qué energía ha sido fabricado o los productos que contiene, su peligrosidad y las normas de manipulación para proteger al consumidor.
Así, en la parte dispositiva del documento, las cincuenta plataformas acuerdan “Presentar cuanto antes una denuncia conjunta contra la Incineración ante la Fiscalía Especial de Medio Ambiente. Denunciar las autorizaciones a incineradoras concedidas en años anteriores vulnerando la Ley y exigir el cumplimiento de las Autorizaciones Ambientales Integradas. Denunciar ante los Tribunales a los ayuntamientos que incumplan los Planes Autonómicos de Residuos. Exigir estudios científicos de calidad de aire objetivos e independientes en los focos directos de contaminación. Dirigirnos de forma conjunta al Grupo de Derechos Fundamentales, Derechos de los Ciudadanos y libre circulación de personas del Consejo de Europa para que inste a este Consejo a incluir el derecho a un medio ambiente saludable en el Convenio Europeo de Derechos Humanos y en la Carta de Derechos Fundamentales de la ONU”.
Por último, la Declaración de Ponferrada expresa su apoyo a Bierzo Aire Limpio en su lucha contra la incineración de neumáticos en El Bierzo —que reúne ya más de 11.000 firmas entregadas al Presidente de la Junta de Castilla y León— y contra la macro incineradora de biomasa promovida por Forestalia en Cubillos del Sil; se solidariza con los activistas mexicanos Brisa Violeta Carrasco y Tadeo Vargas, agredidos por empresas cementeras; y agradece la presencia en las encuentros del profesor neoyorquino Paul Connett, referente mundial en la estrategias Residuo Cero.
Firman la declaración plataformas de Alsasua, Benahadux y Carboneras (Almería), Montcada i Reixac, Madrid, Sant Feliu de Llobregat, Barcelona, El Bierzo, Asturias, Galicia, Bizkaia, Gipuzkoa, Sta. Margarida i Els Monjos, Buñol, La Garriga, Los Alcores (Sevilla), Córdoba, Niebla (Huelva), Morata de Tajuña y Mora (Toledo), Campo de Gibraltar y Bahía de Algeciras, entre otras, además de colectivos como Alternativa Verde por Asturias-EQUO, Amigos de la Tierra, ADEGA, Ecologistas en Acción, GAIA, La Olla del Bierzo, Plataforma para la Defensa de la Cordillera Cantábrica, Rede Decrecemento y Tyto Alba.




Con ruego de publicación
Difundido a través de Bierzo Aire Limpio
Contacto: bierzoairelimpio@gmail.com



martes, 2 de octubre de 2018

Nota de Prensa: La Plataforma Andaluza contra la Incineración de Residuos y por un Aire Limpio (PACIRAL) exige más transparencia y participación en los procedimientos de modificación de las Autorizaciones Ambientales Integradas (AAI)




LA PLATAFORMA ANDALUZA CONTRA LA INCINERACIÓN DE RESIDUOS Y POR UN AIRE LIMPIO (PACIRAL) EXIGE MÁS TRANSPARENCIA Y PARTICIPACIÓN EN LOS PROCEDIMIENTOS DE MODIFICACIÓN DE LAS AUTORIZACIONES AMBIENTALES INTEGRADAS (AAI) QUE LA CONSEJERÍA DE MEDIO AMBIENTE VIENE CONCEDIENDO AL SECTOR INDUSTRIAL, ESPECIALMENTE EL CEMENTERO

Las Delegaciones Provinciales de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía no publican en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) las modificaciones no sustanciales, las modificaciones de oficio ni los cambios de titularidad de las AAI en vigor, lo que contraviene la pretendida “transparencia pública de Andalucía”, obligada por la Ley 1/2014, de 24 de junio.

“La transparencia es inherente a la democracia y constituye una pieza fundamental para el establecimiento de una sociedad democrática avanzada, que es uno de los objetivos proclamados en el preámbulo de nuestra carta magna. Sin el conocimiento que proporciona el acceso de los ciudadanos a la información pública, difícilmente podría realizarse la formación de la opinión crítica y la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social, un objetivo irrenunciable que los poderes públicos están obligados a fomentar (artículos 9.2 de la Constitución y 10.1 del Estatuto de Autonomía para Andalucía).”

Ponemos en conocimiento de la ciudadanía que los procedimientos que tienen por objeto las modificaciones no sustanciales, modificaciones de oficio, cambio de titularidad y otros, no se comunican a las entidades con intereses legítimos colectivos, como son los grupos ecologistas o asociaciones de vecinos potencialmente afectadas. Desde PACIRAL entendemos que se está incumpliendo el artículo 4 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas (LPA/2015).

La vorágine de documentos generados por el sector cementero andaluz tiene su máximo exponente en Lafarge-Holcim de Jerez de la Frontera, que suma un total de 28 resoluciones, un verdadero rompecabezas que dificulta conocer la situación de dicha planta en un momento concreto. Cementos Cosmos Córdoba, con 14 documentos y Portland Valderrivas, de Alcalá de Guadaíra, también con 14, son otro muestrario de este galimatías.

Esta acumulación y dispersión dificulta a las entidades con intereses legítimos estudiar los procedimientos, por lo que el dictamen ambiental no recoge el pronunciamiento público, omitiéndose así el trámite de audiencia, respaldado por el art. 105 c) CE, esencial en cuanto garantía del derecho de participación y defensa del interesado. Esta situación incumple el artículo 21, Dictamen ambiental, del Decreto 5/2012, de 17 de enero, y el artículo 31.5 de la Ley 7/2007, de 9 de julio, de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental: “Finalizada la fase de instrucción y previa audiencia al interesado se elaborará una propuesta de resolución de la que se dará traslado al órgano sustantivo”.

En consecuencia, PACIRAL entiende que es preceptivo y oportuno la unificación en un Texto Refundido de la AAI y sus modificaciones, tal y como establece el Real Decreto 773/2017, de 28 de julio. Ese RD modifica el RD 815/2013, por el que se aprueba el Reglamento de Emisiones Industriales, en varios de sus artículos, que favorezca la lectura e interpretación de la norma en vigor por parte de los ciudadanos, entidades y magistrados, de forma que no haya que investigar recurriendo a diversos textos para saber cuál es la normativa en vigor.

PACIRAL, desempeñando el papel que debe corresponder a la Administración Autonómica, en este caso la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, pone en conocimiento de la ciudadanía en general y de los colectivos potencialmente interesados en particular, la totalidad de las AAI del sector cementero y sus modificaciones en archivo adjunto.

PACIRAL, vuelve a reiterar que la Junta de Andalucía se encuentra muy lejos de cumplir con el Convenio de Aarhus y la propia Ley 19/2014, de 29 de diciembre, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno.

Sevilla, 1 de octubre de 2018



martes, 14 de agosto de 2018

Nota de Prensa: Emisiones contaminantes generadas por las cementeras andaluzas en 2016

La Plataforma Andaluza Contra la Incineración de Residuos y por un Aire Limpio (PACIRAL) ha elaborado una tabla con las sustancias contaminantes emitidas por el sector cementero andaluz en 2016.
La información recoge, tanto los datos comunicados por las propias empresas al Gobierno Andaluz, Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, y validadas por el mismo, posteriormente enviadas al Gobierno Español, Ministerio para la Transición Ecológica, y publicados en el Registro Estatal de Emisiones y Fuentes Contaminantes (PRTR),[1] como aquellos que no han sido publicados, al no superarse el rango legalmente establecido, y que han sido facilitados por la administración estatal a petición de Ecologistas en Acción[2]. Con su publicación, PACIRAL pretende aproximar a la ciudadanía la totalidad de la información disponible, independientemente de la obligatoriedad de su publicación en la web del Ministerio.
La no publicidad de todas las emisiones contaminantes generadas por las cementeras andaluzas (como también ocurre con el resto de los sectores industriales relacionados en el anexo 1 del RD. 815/2013), es inadmisible. Consideramos que se estaría incumpliendo el Convenio de Aarhus y la propia Ley 19/2014, de 29 de diciembre, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno, que recoge el principio de publicidad activa.
En tal sentido, sin toda la información es imposible elaborar estudios descriptivos de las emisiones reales y sus potenciales efectos sobre la salud y el medio ambiente en las zonas industriales donde las cementeras no sean el único foco de emisiones contaminantes.
Por otra parte, observamos diferentes comportamientos, en relación con los tipos de controles implementados para cada una de las sustancias contaminantes emitidas a la atmósfera: Portland Valderrivas, S.A., Alcalá de Guadaira, de una relación de 34 elementos, ha emitido sustancias contaminantes de 16 de ellos, y estima que de los 18 restantes no han emitido ninguna sustancia a la atmósfera. En Cosmos Sur, SAU Córdoba, reconocen que, de la relación de 34 agentes contaminantes, han emitido a la atmósfera 32 y de los otros dos no facilitan ninguna información. Holcim, S.A. Gádor, dice que ha emitido 28 contaminantes y en 6 estiman que no han emitido ninguna sustancia. Holcim, S.A. Jerez ha emitido 25 tipos de contaminantes, en 2 estiman que no han emitido nada y de los otros 7 no consta ninguna información. Holcim, S.A. Carboneras reconoce la emisión de 26 contaminantes, estiman que 6 no han emitido nada y de los otros 2 no facilitan ninguna información. En Cosmos, Sur, SAU Niebla, reconoce que se ha emitido los 34 contaminantes relacionados en la tabla. La Sociedad Financiera y Minera, S.A. Málaga, comunica que ha emitido 25 contaminantes y estima que 9 no los ha emitido.
La información suministrada se realiza en base a procedimientos diferentes dependiendo de la cementera. Así, para el mercurio y benceno, en Alcalá de Guadaíra, Carboneras, Gádor, Jerez y Málaga, los datos se basan en mediciones reales “M” y en Córdoba y Niebla los datos se basan en cálculos “C”, utilizándose diferentes factores de emisión y basándose en parámetros como: producción, combustibles utilizados, etc., mucho menos fiables que los realmente medidos.
En otros casos nos encontramos con los tres tipos de procedimientos. Por poner algún ejemplo, en relación con el naftaleno, en Alcalá de Guadaíra, los datos se basan en estimaciones “E”, Córdoba, Gádor, Jerez y Niebla en cálculos “C”, Carboneras y Málaga en mediciones “M”.
De algunos agentes contaminantes no se suministra ningún tipo de información. Así ocurre con el arsénico y compuestos, el cadmio y compuestos, el cobre y compuestos, compuestos orgánicos volátiles distintos al metano, cromo y compuestos, óxido nitroso y óxidos de azufre en la cementera de Jerez, los policlorobifenilos en Córdoba o el óxido de nitrógeno y los policlorobifenilos en Carboneras.
Desde PACIRAL consideramos que deben establecerse mediciones en continuo en relación con el mercurio y otros agentes contaminantes, que hoy, o no se realizan o estas mediciones son con una periodicidad cuatrimestral solamente algunas horas, que no son representativas de las emisiones reales durante todo el año. Existe tecnología disponible para hacer esas mediciones en continuo, que en otros países europeos son obligatorias.
En conclusión, las cementeras al estar incluidas en el anexo I del RD 508/2007, están obligadas a informar anualmente de sus “emisiones a la atmósfera, al agua y al suelo de cualquiera de los 98 contaminantes, además de los distintos isómeros por separado de algunos de ellos, que aparecen incluidos en el anexo II de RD”, circunstancia que dudamos, según los datos que barajamos se cumplan en condiciones óptimas. Los métodos diferentes, las ausencias de cualquier tipo de información, en algunos casos, la falta de publicidad de las emisiones que no superan los umbrales establecidos hacen necesario el reforzamiento de la fiscalización de la información y los mecanismos de control por parte de la administración competente, en nuestro caso, Andalucía, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio.
A diferencia de los datos de calidad del aire que proporciona la propia Consejería de Medio Ambiente en su web, accesibles con solo 24 horas de dilación, es evidente que existe una quiebra en facilitar los datos de emisiones industriales, donde impera la dificultad en el acceso a la información y la nula voluntad para asegurar su comprensión por parte de la población afectada.
Dos carencias, la de la opacidad y la de la comprensibilidad, que deben ser subsanadas sin demora por parte de la Administración. Nuestra salud está en juego.

Sevilla, 13 de agosto de 2018


PACIRAL:




Ver la Tabla aquí:

Tabla Comparativa Emisiones Contaminantes Cementeras Andaluzas

Tabla Comparativa PDF

[1] https://www.mapama.gob.es/es/calidad-y-evaluacion-ambiental/temas/medio-ambiente-industrial/registro-de-emisiones-y-fuentes-contaminantes-prtr/ “El Registro Estatal de Emisiones y Fuentes Contaminantes fue establecido por el Reglamento (CE) 166/2006 E-PRTR, y regulado en España por el Real Decreto 508/2007, de 20 de abril, por el que se regula el suministro de información sobre emisiones del Reglamento E-PRTR y de Autorizaciones Ambientales Integradas. La normativa a la que está sujeta este Registro se encuadra dentro del marco del Convenio de Aarhus y su Protocolo CEPE/ONU PRTR, del cual España es parte.”


domingo, 5 de agosto de 2018

Carta para Embajada de Guatemala ante los recientes actos de violencia contra comunidades maya afectadas por proyecto de construcción de planta de cemento de CEMPRO en San Juan Sacatepéquez


Embajador: Dº Fernando Molina Girón
Embajada de Guatemala en España
Calle Fernando el Santo, 27
28010 – Madrid
Carta para Embajada de Guatemala ante los recientes actos de violencia contra comunidades maya afectadas por proyecto de construcción de planta de cemento de CEMPRO en San Juan Sacatepéquez.
De nuestra consideración:
El pasado cinco de julio se dio una situación de violencia en la comunidad de San Juan Sacatepéquez, donde un grupo de más de 75 personas armadas con pistolas y machetes entraron a la comunidad con el propósito de desalojar a quienes se oponen a la construcción y operación de la planta de cemento propiedad de la empresa guatemalteca Cementos Progreso (CEMPRO), proyecto que fue formalmente rechazado por las comunidades Maya Kakchiqueles del lugar en mayo de 2007. En esa ocasión, una consulta popular para conocer la opinión de las comunidades ante la minería y la cementera dio como resultado 8,994 votos en contra de la instalación de la empresa El Progreso y 4 a favor. Lo anterior, dado que ven en él un riesgo para su territorio y su forma de vida que consiste en la agricultura de flores. Guatemala ha ratificado el Convenio 169 de la OIT, y pese a ello las obras continuaron.
En el reciente intento de desalojo mencionado, resultaron heridos con arma blanca 15 habitantes de la comunidad, tres de ellos de gravedad. Este acto de violencia no es un hecho aislado, pues desde el 2006 se vienen dando casos de represión y criminalización contra los 12 pueblos que se oponen a este proyecto. En septiembre del 2014 se dio el mayor acto de violencia a la comunidad hasta hoy, cuando fueron asesinadas impunemente tres de las personas que se oponían al proyecto, tras lo cual se decretó el estado de Excepción en la región y una mayor represión por parte del Estado.
Las organizaciones abajo firmantes manifestamos nuestra honda preocupación y repudio al uso de la violencia contra las comunidades opositoras al proyecto de CEMPRO, sin que el gobierno guatemalteco actúe y vele por proteger los derechos humanos de las comunidades, al punto de arriesgar su vida por defender su territorio.
Por las razones expuestas, exigimos:
● Una investigación a CEMPRO y la identificación clara de responsabilidades por las prácticas de violencia, represión y acoso que viven las comunidades afectadas por sus propuestas, así como la identificación de responsabilidades de la empresa en estos actos y las correspondientes sanciones legales.
● El cierre de la planta cementera, así como de las construcciones anexas, como son carreteras, bodegas, etc. que ponen en riesgo las formas de vida y la integridad física y sicológica de las comunidades.
● Un alto a la criminalización, persecución y asesinato de los y las comunidades en resistencia.
Esperamos que la Embajada de Guatemala tenga en consideración nuestra posición y preocupación.
Atentamente,

--
PACIRAL
Plataforma Andaluza Contra la Incineración de Residuos y por un Aire Limpio.
paciral.contacto@gmail.com




martes, 10 de julio de 2018

NOTA DE PRENSA: La cementera de Alcalá de Guadaíra fue la principal emisora de mercurio de toda Andalucía en 2016

NOTA DE PRENSA INFORMATIVA:

LOS AGENTES CONTAMINANTES EMITIDOS A LA ATMÓSFERA POR LA CEMENTERA PORTLAND VALDERRIVAS, S.A.

La cementera de Alcalá de Guadaíra fue la principal emisora de mercurio de toda Andalucía en 2016.

La Plataforma contra la incineración de residuos en Los Alcores pone en conocimiento de la ciudadanía en general, los trabajadores, las asociaciones, los medios de comunicación y los centros de enseñanza, los datos del Registro Estatal de Emisiones y Fuentes Contaminantes, correspondientes a los agentes contaminantes emitidos a la atmósfera por la cementera Portland Valderrivas, S.A., en su planta de Alcalá de Guadaíra, correspondientes al ejercicio 2016.

De acuerdo con la legislación internacional (Protocolo de Kiev y Convenio de Aarhus), europea (Reglamento E-PRTR) y estatal (Real Decreto 508/2007 y modificaciones posteriores), deben ser publicadas,en la web del Ministerio para la Transición Ecológica, las emisiones a la atmósfera que superan un determinado umbral. A los datos que facilita la web pública hemos añadido los agentes contaminantes emitidos por la cementera, no publicados, al no superarse el umbral requerido, facilitados por el Ministerio a solicitud de Ecologistas en Acción.

Los datos que facilitamos a la ciudadanía son fundamentales y necesarios a la hora de elaborar una información periodística, visitar las instalaciones de la cementera o impartir charlas en asociaciones y centros de enseñanza.

Las emisiones contaminantes están expresadas en la unidad kg (kilogramo). En el caso de las dioxinas, furanos y PCB[1] los valores tienen muchos ceros, pues las cantidades son muy pequeñas (eso no significa que no sean peligrosas esas emisiones). Son 14,9 miligramos de dioxinas y furanos, como equivalentes tóxicos.  Sabemos que la ingesta diaria máxima recomendada por la Organización Mundial de la Salud está al nivel de unos pocos picogramos, o sea millonésimas de microgramos.[2]70 picogramos al mes, o sea 840 picogramos al año. Según nuestros cálculos, lo que emitió Cementos Portland Valderrivas, S. A. , en su planta de Alcalá de Guadaíra, en 2016, puede contaminar a 17,7 millones de personas por encima de lo recomendado por la OMS, si hubiesen ingerido esas dioxinas. La mayoría de las dioxinas entran en el cuerpo humano por la alimentación, no por la respiración. Pero esas dioxinas emitidas por Portland al final se depositan y entran en todas las cadenas tróficas.
Otro  dato francamente alarmante es el de las emisiones de mercurio, ya que suponen casi un tercio del total de las emitidas en Andalucía (305 kg). El mercurio es un contaminante peligroso, regulado por el Convenio de Minamata.[3] Afecta al cerebro, es neurotóxico. Aún nos queda por conseguir el resultado de las mediciones trimestrales de las emisiones, que realizan las ECAs. [4]Pero un sencillo cálculo induce a pensar que las emisiones estuvieron muy cerca del Valor Límite de Emisión para el mercurio que es 0,05 mg/Nm3 (a nosotros nos salen 0,041 mg/Nm3). Con esas emisiones la normativa obliga a instalar filtros de carbón activo para reducir las emisiones de mercurio.


Los datos que se publican en la web del Ministerio, por superar el umbral son: Dióxido de carbono o CO2: 655.000.000kg, Óxidos de nitrógeno oNOx/No2: 1.620.000 kg, Benceno: 1.070 kg y Mercurio y compuestos: 100 kg.

En relación con el método de obtención del dato M- medido, C-calculado, E-estimado.


CUADRO DE AGENTES CONTAMINANTES EMITIDOS POR PORTLAND VALDERIVAS, S.A. EN SU PLANTA DE ALCALÁ DE GUADAÍRA.

Monóxido de carbono (CO)
289000
M
no
2016
Dióxido de carbono (CO2)
655000000
C
si
2016
Amoniaco (NH3)
23
M
no
2016
Óxidos de nitrógeno (NOx/NO2)
1620000
M
si
2016
Dióxido de carbono sin biomasa (emisiones de CO2 totales menos las derivadas del uso de biomasa como combustible – EU ETS).
665000000
C
no
2016
Cianuro de hidrógeno (HCN)
77,6
M
no
2016
Partículas (PM10)
2480
M
no
2016
Partículas totales en suspensión (PST)
39200
M
no
2016
Talio y sus compuestos, expresados en talio (Tl)
5,6
M
no
2016
Benceno
1070
M
si
2016
PCDD + PCDF (dioxinas + furanos) (como Teq)
0,0000149
M
no
2016
Policlorobifenilos (PCB)
0,00000605
M
no
2016
Óxidos de azufre (SOx/SO2)
1030
M
no
2016
Cadmio y compuestos (como Cd)
4,01
M
no
2016
Cobre y compuestos (como Cu)
18,8
M
no
2016
Mercurio y compuestos (como Hg)
100
M
si
2016



Alcalá de Guadaíra, 6 de julio de 2018.

Plataforma contra la incineración de residuos en Los Alcores